El Museo está adaptado con rampas y ascensores para asegurar que todos los visitantes puedan acceder a cualquier punto. Uno de nuestros objetivos es la accesibilidad, teniendo en cuenta la constante labor que se viene realizando en la implantación de este servicio y la constante labor en seguir avanzando hacia la accesibilidad universal.

La práctica totalidad de las zonas abiertas al público permiten el acceso con sillas de ruedas. Toda una serie de servicios como rampas, ascensor, aseos adaptados, asientos de cortesía, etc. facilitan la visita.